La Otra psiquiatría

Si algo define a la Otra psiquiatría es la confluencia de la amistad, el interés por el estudio del psicoanálisis, la psicopatología y el trato con el loco. No es ninguna asociación; no tiene miembros ni socios. Las personas a ella vinculadas son psicoanalistas, psiquiatras y psicólogos clínicos que trabajan en servicios públicos de salud mental. Orientados por el psicoanálisis, en especial por la enseñanza de Lacan, estos especialistas han apostado por la revitalización y extensión del psicoanálisis partiendo de su práctica en las instituciones públicas sanitarias. Esta iniciativa tiene una vocación docente puesto que en estos Servicios hospitalarios se forman futuros especialistas en Psiquiatría y Psicología clínica.

De alcance nacional y con recientes ramificaciones en Argentina, el movimiento de la Otra psiquiatría se originó hace más de una década en el Hospital psiquiátrico Dr. Villacián de Valladolid, institución en la que tradicionalmente se venía desarrollando una orientación que aunaba los valores de la psicopatología clásica y la orientación psicoanalítica. Con el paso de los años, muchos de los residentes allí formados fueron ocupando plazas en diversos dispositivos de los servicios públicos de salud mental, de manera que se fue creando una pequeña red. Nada de esto podría haberse producido de no ser por la amistad, los objetivos comunes y el eco alcanzado por la enseñanza y las publicaciones de Fernando Colina y José María Álvarez. Nada de esto se hubiera dado tampoco si los jóvenes allí formados no hubieran recogido el testigo y hubieran multiplicado sus efectos.

Este movimiento local se extendió en 2004, cuando Pepe Eiras (Vigo) y Chus Gómez (Orense) se sumaron a la iniciativa. Comenzaron entonces, con carácter anual, las Conversaciones Siso-Villacián y las reuniones de residentes del Hospital Dr. Villacián (Valladolid) y del Hospital Cabaleiro Goas (Orense). El éxito alcanzado por estas convocatorias y la buena acogida de algunas publicaciones que aparecieron por entonces (F. Colina: El saber delirante, Madrid, Síntesis, 2001; J. M.ª Álvarez, R. Esteban y F. Sauvagnat, Fundamentos de psicopatología psicoanalítica, Madrid, Síntesis, 2004), animaron a Pepe Eiras y a Chus Gómez a publicar una colección de libros a la que se dio el nombre de La Otra psiquiatría, de la que han aparecido dos volúmenes: Ségio Laia, Los escritos fuera de sí. Joyce, Lacan y la locura, Vigo, AGSM. La Otra psiquiatría, 2006, y José María Álvarez, Estudios sobre la psicosis, Vigo, AGSM. La Otra psiquiatría, 2006). Comoquiera que el nombre la Otra psiquiatría fue bien acogido, Fernando Colina sentó sus directrices teóricas en el Prólogo del libro de Álvarez sobre la psicosis. Desde entonces, la Otra psiquiatría ha servido de guía para muchas iniciativas de extensión del psicoanálisis desde las instituciones sanitarias. Si este movimiento de amigos tuvo inicialmente un carácter local, con el paso de los años se han incorporado numerosos especialistas del resto de España, como Juan de la Peña, Ana Castaño, Adolfo Santamaría, Francesc Roca, Segundo Manchado y otros muchos, y Emilio Vaschetto, Gustavo Ingallina y algunos residentes de Psiquiatría y Psicología clínica del otro lado del Atlántico que han hecho parte de su formación con nosotros. Aunque el estudio de la psicosis y el trato con el loco son objetivos prioritarios, otros ámbitos de la clínica atraen también el interés, como la histeria, la melancolía, la maldad, la creación y otros, como “Escritura y locura”, el tema de las XII Jornadas.